NetLaboral - Toda la información Juridico Laboral
Calculadoras Laborales   |   Martes, 17 de Octubre del 2017
Todo sobre Derecho
Directorio Abogados
Recomendar un Amigo
Centro de Soporte
InicioCodigo de TrabajoLeyes ResolucionesConvenios OITTemasCapsulasArticulosJurisprudenciasBuscadorConsultas Laborales
Inicio / Convenios OIT / Administracion de Trabajo atras Buscar
12-06-2010 | 05:06:22 AM | atras Volver

Administracion de Trabajo

Aprueba el convenio 150 adoptado por la conferencia internacional del trabajo, sobre la administracion de trabajo, del 26 de junio del 1978.

RESOLUCION No. 238-98
QUE APRUEBA EL CONVENIO 150 ADOPTADO POR LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO, EL 26 DE JUNIO DE 1978, SOBRE LA ADMINISTRACIÓN DEL TRABAJO.
 
 
EL CONGRESO NACIONAL
En Nombre de la República
 
Res No. 238-98
 
VISTOS los Incisos 14 y 19 del Artículo 37 de la Constitución de la República.
 
VISTO el Convenio 150, adoptado por la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el veintiséis (26) de junio del año mil novecientos setenta y ocho (1978), sobre la Administración del Trabajo.
 
RESUELVE
 
UNICO: APROBAR el "Convenio sobre la Administración del Trabajo: "Cometido, Funciones y Organización", adoptado por la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, el veintiséis (26) de junio del año mil novecientos setenta y ocho (1978), que copiado a la letra dice así:
 
SEXAGESIMA CUARTA REUNION
(GINEBRA, 7-28 DE JUNIO DE 1978)
 
CONVENIO 150
Convenio sobre la Administración del Trabajo: Cometido, Funciones y Organización
 
La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:
Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 7 de junio de 1978 en su sexagésima cuarta reunión;
 
Recordando las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo pertinentes, y en especial el Convenio sobre la Inspección del Trabajo, 1947, el Convenio sobre la Inspección del Trabajo (agricultura), 1969, y el Convenio sobre el Servicio del Empleo, 1948, donde se prevé que se lleven a cabo determinadas actividades en materia de administración del trabajo.
 
Considerando conveniente adoptar instrumentos en que se establezcan directrices que orienten el sistema general de la administración del trabajo;
 
Recordando los términos del Convenio sobre la Política del Empleo, 1964, y del Convenio sobre Desarrollo de los Recursos Humanos, 1975; así como el objetivo consistente en la creación de una situación de pleno empleo adecuadamente remunerado, y afirmando la necesidad de contar con programas de administración del trabajo orientados hacia este fin y a dar efecto a los objetivos perseguidos por los Convenios mencionados;
 
Reconociendo la necesidad del pleno respecto de la autonomía de las organizaciones de empleadores y de trabajadores; recordando a este respecto las disposiciones de los convenios y recomendaciones internacionales del trabajo existentes que garantizan la libertad y los derechos sindicales y de negociación colectiva ---particularmente el Convenio sobre la Libertad Sindical y la Protección del Derecho de Sindicación, 1948, y el Convenio sobre el Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva, 1949 ---, que prohiben toda intervención por parte de las autoridades públicas que tienda a limitar estos derechos o a entorpecer su ejercicio legal, y considerando que las organizaciones de empleadores y de trabajadores tienen cometidos esenciales para lograr los objetivos del progreso económico, social y cultural;
 
Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la administración del trabajo: cometido, funciones y organización, cuestión que constituye el cuarto punto del orden del día de la reunión, y
 
Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional, adopta, con fecha veintiséis de junio de mil novecientos setenta y ocho, el presente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la Administración del Trabajo, 1978:
 
ARTICULO 1
A los efectos del presente Convenio:
 
                   a)       la expresión "administración del trabajo" designa las actividades de la administración pública en materia de política nacional del trabajo;
 
                   b)      la expresión "sistema de administración del trabajo" comprende todos los órganos de la administración pública - ya sean departamentos de los ministerios u organismos públicos, con inclusión de los organismos paraestatales y regionales o locales, o cualquier otra forma de administración descentralizada - responsables o encargados de la administración del trabajo, así como toda estructura institucional para la coordinación de las actividades de dichos órganos y para la consulta y participación de los empleadores y de los trabajadores y de sus organizaciones.
 
ARTICULO 2
Todo Miembro que ratifique el presente Convenio podrá delegar o confiar, con arreglo a la legislación o a la práctica nacionales, determinadas actividades de administración del trabajo a organizaciones no gubernamentales, particularmente a organizaciones de empleadores y de trabajadores o - cuando fuere apropiado - a representantes de los empleadores y los trabajadores.
 
ARTICULO 3
Todo Miembro que ratifique el presente Convenio podrá considerar determinadas actividades pertenecientes a su política laboral nacional como cuestiones que, con arreglo a la legislación o a la práctica nacionales, se regulan mediante negociaciones directas entre las organizaciones de empleadores y de trabajadores.
 
ARTICULO 4
Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deberá garantizar, en forma apropiada a las condiciones nacionales, la organización y el funcionamiento eficaces en su territorio de un sistema de administración del trabajo, cuyas funciones y responsabilidades estén adecuadamente coordinadas.
 
ARTICULO 5
 
                   1.       Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deberá establecer procedimientos apropiados a las condiciones nacionales para garantizar, dentro del sistema de administración del trabajo, la consulta, la cooperación y la negociación entre las autoridades públicas y las organizaciones más representativas de empleadores y de trabajadores, o - cuando fuere apropiado - los representantes de los empleadores y de los trabajadores.
 
                   2.       En la medida en que sea compatible con la legislación y la práctica nacionales, estos procedimientos deberán aplicarse a nivel nacional, regional y local, así como de los diferentes sectores de actividad económica.
 
ARTICULO 6
 
                   1.       Los organismos competentes dentro del sistema de administración del trabajo deberán, según sea apropiado, tener la responsabilidad de la preparación, administración, coordinación, control y revisión de la política laboral nacional o el derecho de participar en esas actividades, y ser, en el ámbito de la administración pública, los instrumentos para la preparación y aplicación de las leyes y reglamentos que le den efecto.
 
                   2.       En particular, y habida cuenta de las correspondientes normas internacionales del trabajo, estos organismos deberán:
 
a)       participar en la preparación, administración, coordinación, control y revisión de la política nacional del empleo, de conformidad con la legislación y la práctica nacionales;
 
b)      estudiar y reexaminar periódicamente la situación de las personas empleadas, desempleadas o subempleadas a la luz de la legislación y la práctica nacionales relativas a las condiciones de trabajo, de empleo y de vida profesional, señalar los efectos y abusos en tales condiciones y presentar propuestas sobre los métodos para remediarlos;
 
c)      poner sus servicios a disposición de los empleadores y de los trabajadores y de sus organizaciones respectivas, en las condiciones que permitan la legislación y la práctica nacionales, a fin de promover - a nivel nacional, regional y local, así como de los diferentes sectores de actividad económica - consultas y cooperación efectivas entre los trabajadores y organismos públicos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores, así como entre estas últimas;
 
d)      brindar asesoramiento técnico a los empleadores y trabajadores y a sus organizaciones respectivas que así lo soliciten.
 
ARTICULO 7
 
                   A fin de satisfacer las necesidades del mayor número posible de trabajadores, cuando lo exijan las condiciones nacionales, y en la medida en que la administración del trabajo no haya abarcado ya estas actividades, todo Miembro que ratifique el presente Convenio deberá promover, gradualmente si fuera necesario, la ampliación de las funciones del sistema de administración del trabajo, a fin de incluir actividades, que se llevarían a cabo en colaboración con otros organismos competentes, relativas a las condiciones de trabajo y de vida profesional de determinadas categorías de trabajadores que, a efectos jurídicos, no se pueden considerar personas en situación de empleo, tales como:
 
a)       los pequeños agricultores que no contratan mano de obra exterior, los aparceros y categorías similares de trabajadores agrícolas.
 
b)      las personas que, sin contratar mano de obra exterior, estén ocupadas por cuenta propia en el sector no estructurado, según lo entienda éste la práctica nacional;
 
c)      los miembros de cooperativas y de empresas administradas por los trabajadores;
 
d)      las personas que trabajan según pautas establecidas por la costumbre a las tradiciones comunitarias.
 
ARTICULO 8
 
                   En la medida compatible con la legislación y la práctica nacionales, los organismos competentes dentro del sistema de administración del trabajo deberán contribuir a formular la política nacional relativas a las cuestiones internacionales del trabajo, participar en la representación del Estado por lo que respecta a tales cuestiones y contribuir a preparar las medidas que en ese terreno hayan de tomarse a nivel nacional.
 
ARTICULO 9
 
                   A fin de coordinar adecuadamente las funciones y responsabilidades del sistema de administración del trabajo en la forma que determinen la legislación y la práctica nacionales, el ministerio del trabajo u otro organismo comparable deberá disponer de medios para cerciorarse de si los organismos paraestatales que tienen a su cargo determinadas actividades específicas de administración del trabajo, y todo organismo regional o local en que tales actividades se hayan delegado, actúan de acuerdo con la legislación nacional y respetan los objetivos que les han sido señalados.
 
ARTICULO 10
 
                   1.       El personal del sistema de administración del trabajo deberá estar integrado por personas que estén debidamente calificadas para desempeñar las actividades que les han sido asignadas, que tengan acceso a la formación que tales actividades requieran y que sean independientes de influencias externas indebidas.
 
                   2.       Dicho personal deberá tener el estatuto, los medios materiales y los recursos financieros necesarios para el desempeño eficaz de sus funciones.
 
ARTICULO 11
 
                   Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.
 
ARTICULO 12
 
                   1.       Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.
 
                   2.       Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.
 
                   3.       Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.
 
ARTICULO 13
 
                   1        Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.
 
                   2.       Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo, quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.
 
 
 
 
ARTICULO 14
 
                   1.       El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.
 
                   2.       Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.
 
ARTICULO 15
 
                   El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes.
 
ARTICULO 16
 
                   Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.
 
ARTICULO 17
 
                   1.       En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:
 
a)       la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el Artículo 13, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;
 
b)      a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.
 
                   2.       Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.
 
ARTICULO 18
 
                   las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.
 
 
                   DADA en la Sala de Sesiones de la Cámara de Diputados, Palacio del Congreso Nacional, en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, al primer (1) día del mes de octubre del año mil novecientos noventa y uno, año 148 de la Independencia y 129 de la Restauración.
 
 
Norge Botello,
Presidente
 
 
Nelly Pérez Duvergé                                             Euníce J. Jimeno de Nuñez
Secretaria                                                             Secretaria
 
 
                   DADA en la Sala de Sesiones del Senado, Palacio del Congreso Nacional, en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los dieciséis (16) días del mes de mayo del año mil novecientos noventa y cinco, año 152 de la Independencia y 132 de la Restauración.
 
 
Amable Aristy Castro
Presidente
 
 
Enrique Pujals                                                                         Rafael Octavio Silverio
Secretario                                                                               Secretario
 
 
 
LEONEL FERNANDEZ
Presidente de la República Dominicana
 
 
 
                   En ejercicio de las atribuciones que me confiere el Artículo 55 de la Constitución de la República.
 
                   PROMULGO la presente Resolución y mando que sea publicada en la Gaceta Oficial, para su conocimiento y cumplimiento.
 
                   DADA en Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los ocho (8) días del mes de julio del año mil novecientos noventa y ocho, año 155 de la Independencia y 135 de la Restauración.
 
 
 
Leonel Fernández
 



Inicio | Quienes Somos | Aviso Legal | Politicas De Privacidad | Preguntas Frecuentes | Contacto Valid HTML 4.01 Transitional
Copyright NetLaboral 2010. ® Todos los derechos reservados | Toda la Información Jurídico Laboral.